Por Marisol Conde-Hernandez, Esq.

 

Por supuesto, estoy agradecida por la autorización de empleo, por un número de seguro social limitado, y por los beneficios auxiliares que acompañan la existencia de esos documentos, como una licencia de conducir, y la elegibilidad para el cheque federal que mandó el gobierno a causa del COVID. Pero he tenido emociones y pensamientos mixtos sobre el DACA desde que se anunció el 15 de junio, 2012. No me sentía emocionada, me sentía escéptica, tan escéptica que resisti la aplicación inicial hasta más de un año después.

 

Para que entiendan, yo no “necesitaba” DACA. Yo ya tenía más de un año de presencia ilegal, ya había trabajado continuamente desde mis 16 años, y ya me había graduado de la universidad de Rutgers en el 2011, después de 6 an~os de pagar por los costos de mi propio bolsillo y con la ayuda de una combinación de becas académicas y comunitarias.

 

Y era escéptica porque yo comprendía que DACA era lo mínimo en absoluto que pudo haber hecho el gobierno federal. Jóvenes como yo se habían movilizado para el DREAM Act desde que se introdujo la propuesta en el año 2001. Yo había rastreado la propuesta legal desde que se introdujo y me mantuve al tanto de la red informal de activistas jóvenes e indocumentados que abogaban y organizaban sus comunidades para lograr su pasaje en el congreso. Yo contribuye como yo podía. Específicamente, yo aboge  públicamente por el DREAM Act y por una propuesta estatal para que pagáramos como residentes en las universidades públicas de nueva jersey, y lo hice compartiendo my narrativa, siendo la primera en el estado en hacerlo y de manera tan grande.

 

Yo sabía que los activistas habían presionado a la administración del presidente Obama por dos años antes de que él cedió a las demandas por el aplazamiento temporal de nuestra deportación. Comenzamos demandando un camino hacia la ciudadanía y accedimos a un aplazamiento temporal y beneficios relacionados.

 

DACA ha facilitado oportunidades muy reales para muchos recipientes y sus familias, pero también ha perjudicado a la comunidad migratoria general y más vulnerable al tragar porciones significativas de los esfuerzos y recursos migratorios. DACA también ha causado que muchos se queden satisfecho con tan poquito.

 

Yo ya había comenzado mis estudios en la escuela de leyes cuando mi aplicación de DACA inicial fue aprobada, y cuando algunos meses después, mis colegas lograron el pasaje de la ley de colegiatura residencial bajo un gobernador Republicano. Ahora una abogada licenciada, he asegurado la residencia permanente para varios recipientes de DACA. Y represento a algunos individuos en las cortes de inmigración que hubiesen beneficiado del DACA.

 

Yo quiero que los recipientes de DACA y la gente que los apoya entiendan que DACA es temporario. La decisión del 18 de junio, 2020 de la corte suprema en el caso DHS v. Regents of the University of California no es una “victoria.”  La mayoría siguió principios legales con mucho cuidado para decidir que la corte tenía el poder para revisar la terminación del programa y la terminación violó la ley federal de los procedimientos administrativos. En otras palabras, la corte hizo lo que estaba supuesto a hacer. Las opiniones de los jueces en su contra parecieron haber salido de la noticias de Fox.

 

Si vale celebrar que la corte no decidió de la otra manera concluyendo que la terminación del programa no fue caprichosa y sin razonamiento. Creo que esto es lo que mucha gente esperaba. Una decision asi seguramente hubiese terminado el programa y hubiese resultado en que eventualmente nos tuviéramos que presentar en la corte de inmigración. Lo entiendo- aun no califico para la residencia permanente ni para una defensa en la corte de inmigración. Pero yo entiendo y le suplico a todos que entiendan que esta decisión no es más que un suspiro de alivio.

 

Que viene ahora? No sabemos.

La decisión de la corte suprema significa que DACA debería existir como estuvo antes de junio 2017 cuando el departamento de “homeland security” (seguro nacional, o “DHS” por sus siglas en inglés) lo termino. En teoría, USCIS (la agencia que confiere beneficios migratorios dentro de los EEUU) deberá volver a aceptar y procesar aplicaciones de DACA iniciales, al igual que a las peticiones para viajar al extrangero con entrada en libertad condicional avanzada. Pero en mis casi 5 an~os de experiencia trabajando con Eric M. Mark, y en mis casi 2 an~os de experiencia como abogada de inmigracion bajo la administracion Trump, yo se que USCIS no siempre hace lo que está supuesto a hacer.

 

También se que si DHS quiere, podra tan pronto como el lunes, 22 de junio, 2020, proponer una nueva regla para terminar o modificar el programa DACA, como terminar los beneficios auxiliares asociados con el aplazamiento. Y será que suceda tan rápidamente? No lo creo porque DHS tendrá que estudiar con cuidado las palabras del juez principal de la corte suprema para disen~ar un razonamiento y proceso que tenga más probabilidad de sobrevivir demandas en el futuro.

 

Ademas, esta decisión no es el fin de las demandas sobre DACA. El caso de la corte suprema estaba compuesta de tres casos que salieron de las cortes federales en Washington D.C., Nueva York, y California. La corte suprema regreso esos tres casos a las cortes menores para decidir los próximos pasos en acuerdo a su decisión.

 

Entonces, en mi opinión personal y profesional, como la única abogada de inmigracion indocumentada en el estado de Nueva Jersey, la unica acción segura es que los recipientes actuales de DACA que no tienen algún historial criminal sometan sus aplicaciones para renovar DACA si es que aun no lo han hecho.

 

Todos los demas deberan esperar y consultar con abogados licenciados y con experiencia extensiva en leyes de inmigracion para determinar si son o serán elegible para alguna medida afirmativa o defensiva ahora o el futuro cercano, especialmente si han tenido que ir a cualquier corte por cualquier razón en cualquier parte del mundo, aunque y especialmente si han aplicado por la expurgación de sus antecedentes penales.

 

Claro, esto es mi opinión profesional e individual. Yo no espero que todos los abogados estén de acuerdo conmigo. Algunos recomendaran o ya han recomendado enviar las aplicaciones iniciales de DACA. Pero yo se lo dificil que es juntar la tarifa de $495, y se que riesgo lleva. Para que revelar tu identidad, tus huellas, y tu direccion a USCIS y ICE si en algunos días, semanas, o meses USCIS decide rechazar, no procesar las aplicaciones a tiempo, o simplemente negar esas aplicaciones? Para qué hacerlo prematuramente sin alguna confirmación de cómo procederá DHS? Y porqué hacerlo sin explorar si tienes algun otro remedio disponible?

 

Seguidamente le digo a clientes y consultas que tengan cuidado de algo que suena ser muy bueno para ser verdadero. Casi siempre lo es. Desafortunadamente, existen abogados, y personas que no son abogados y fingen serlo, que dicen que quieren hacer bien, pero que son motivados solo por la ganancia económica. Muchos usaran tus circunstancias para venderte la esperanza por un permiso de trabajo o la disque habilidad de viajar. Hablaré de este tema en una publicación en mi Instagram (@mcondehernandezesq) y en mi pagina de Facebook (@undoculawyernj) para el primero de julio.

 

Por ahora, ahorren dinero, no se metan en problemas, consulten con abogados honestos calificados y con experiencia, y conéctense con grupos comunitarios locales que siguen trabajando en alivio verdadero para la comunidad inmigrante.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *